Siéntete Guapa
Mascarilla facial para prevenir el Maskne - Siéntete Guapa

Sin duda, 2020 y 2021 están siendo muy diferentes de lo esperado debido a la pandemia de coronavirus, que afecta a millones de personas en todo el mundo y ha dado lugar a la aparición de términos como, por ejemplo, Maskne.

Hace un año que se confinó a la población y hoy en día seguimos adaptándonos a una nueva forma de vida que incluye el uso obligatorio de la mascarilla en todo momento.

Hasta ahora, la mayoría de las personas no estaban acostumbradas a utilizar las mascarillas durante tiempos tan prolongados.

Por ello, los problemas de piel que la mascarilla puede causar comienzan a ser uno de los grandes inconvenientes de la epidermis.

Este problema, conocido como acné por mascarilla facial o “maskne”, es cada vez más habitual y ha provocado que, en la actualidad, sea necesario adaptar la rutina de cuidados diarios a la nueva normalidad.

¿Qué es el Maskne?

El Maskne es un tipo de ruptura en la piel que se produce por la fricción constante del material de la mascarilla sobre el cutis.

Este tipo de acné se conoce como “acné mecánico” y ocurre comúnmente en personas que usan mascarillas durante un período prolongado.

Además de la fricción constante en la piel, los poros están bloqueados por el sudor, el aceite, el maquillaje y las bacterias que se asientan debajo de la mascarilla.

Esto puede causar brotes de manchas, imperfecciones, folículos pilosos inflamados, irritación y enrojecimiento.

Mascarilla facial para prevenir el Maskne - Siéntete Guapa

Cómo prevenir el acné por el uso de las mascarillas

Si no quieres que el Maskne se instale en tu piel, sigue los pasos que enumeramos a continuación:

Lava y cambia la mascarilla con regularidad

Ya sea una mascarilla lavable o de tela, es muy importante mantenerla limpia, y no solo para prevenir el Maskne, sino también para evitar los contagios.

Con el uso diario, las bacterias y la suciedad se acumulan sobre la tela. Por eso, de la misma forma que es indispensable cambiar el filtro, también lo es mantener la mascarilla limpia.

Trata de lavar la mascarilla, a fuego alto, después de un día completo de uso.

Si se utilizan mascarillas desechables es importante seguir las recomendaciones de uso y cambiarlas con la mayor frecuencia posible.

No solo es necesario para que la mascarilla cumpla su función, sino también para evitar que la piel esté en contacto con una superficie sucia y húmeda que pueda favorecer el desarrollo de bacterias.

Limpia tu piel dos veces al día

Debajo de la mascarilla se acumula suciedad, aceite, sudor y bacterias. Por eso, es esencial lavar la cara antes y después de usar una mascarilla y evitar de este modo los brotes.

Si la piel ya está irritada, se debe optar por un limpiador suave, o si se es propenso al acné, buscar un limpiador con ácido salicílico o árbol de té que eliminen los brotes y ayuden a mantener los poros libres de suciedad.

A pesar de una buena rutina de limpieza resulta indispensable, es importante no excederse.

Lavar la piel por la mañana y por la noche es suficiente para no resecar la tez ni causar irritación o enrojecimiento.

Mantén la piel hidratada

Es muy importante mantener la piel lo más hidratada posible durante todo el día para ayudar a mejorar la función de la barrera hidrolipídica.

Busca ingredientes de apoyo para la crema hidratante diaria como un sérum, aceite vegetal de jojoba, semillas de uva o germen de trigo, por ejemplo.

De este modo, se aumentan los niveles de hidratación de la piel.

En ocasiones, la piel necesita un extra más, por lo que se puede optar por un agua termal, un producto que está altamente mineralizado y ayuda a calmar la piel y a purificarla.

Adopta un estilo de maquillaje mínimo

Los poros ya están combatiendo el sudor y las bacterias debajo de la mascarilla, ¡no agregues maquillaje a la mezcla también!

Si se quita y se pone la mascarilla a lo largo del día y se quiere algún tipo de cobertura, una crema hidratante con color o una BB cream es una buena solución.

Mascarilla facial para prevenir el Maskne - Siéntete Guapa

Cómo elaborar una mascarilla purificante para el final del día

Después de un largo día con la mascarilla es una buena opción decantarse por una máscara purificante e hidratante por las noches que ayude a reequilibrar la piel:

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera ecológico
  • 3 gotas de aceite esencial de limón ecológico

Pasos a seguir

  1. Mezcla bien ambos ingredientes y deja actuar durante 10 o 15 minutos.
  2. Aclara con abundante agua y aplica el sérum o la crema nocturna después de la mascarilla.
  3. En caso de no disponer de aceite esencial de limón también se puede utilizar el jugo de un limón natural. En ese caso, recuerda agregar ¼ de una cucharita pequeña de café.

Una mascarilla con aloe vera y jugo de limón le dará al rostro un aspecto fresco y vigorizado mientras limpia los poros y elimina algunas de las bacterias que causan el acné.

Además, algunos ensayos clínicos han demostrado que los ácidos de frutas, como los que contiene el jugo de limón, son limpiadores eficaces para tratar el acné.

También te puede interesar nuestro post dedicado a las ventajas de la cosmética sin parabenos.

Alaitz Anabitarte Uriz, redactora y especialista en marketing digital en Misohi Cosmética

Alaitz Anabitarte Uriz es licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual y ha ido formándose en diferentes aspectos del ámbito digital, como son el SEO y la analítica web.

La cosmética siempre ha formado parte de sus inquietudes y, durante los últimos años, ha tenido la oportunidad de formarse en cosmética natural realizando diversos cursos.

En la actualidad, forma parte del equipo de Misohi Cosmética, una tienda on-line especializada en cosmética natural.

Un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Muchas gracias por estas recomendaciones, mi cara luce más limpia y con brillo. Es fantástica esta mascarilla.