Siéntete Guapa

¿Se puede mezclar base con protector solar?

¿Se puede mezclar base con protector solar? - Siéntete Guapa

Esta es una pregunta que se repite con frecuencia por la red, y más ahora, según avanzamos hacia el verano y el sol entra ya pisando fuerte. Pues bien, en este artículo vamos a intentar aclarar este interrogante.

A propósito de estos productos, nos gustaría recordar que ambos pueden adquirirse a través de la tienda online Cosméticos 24h.

Entremos en materia: aunque pueda suponer un ahorro de tiempo, no es aconsejable aplicarlos a la vez. ¿La razón? Muy simple: es posible que no reaccionen bien al mezclarse.

Además, cabe la posibilidad de que el protector solar se diluya y se reduzca su cobertura. Lo ideal es seguir este orden: primero la crema hidratante y, a continuación, el protector solar. Por último, el maquillaje, dejando un par de minutos entre las capas de los unos y los otros.

¿Cómo actúan y para qué sirven las cremas solares?

Estas lociones hacen de barrera entre la piel y los rayos del sol. La mayoría de ellas contienen filtros minerales que se encargan de minimizar todo lo posible la dosis de rayos ultravioletas que penetra en la piel.

Por un lado, dichos filtros absorben la radiación. Por otro, actúan como bloqueadores y reflejan los fotones de UV antes de que lleguen a ser absorbidos por el ADN y otras moléculas que se encuentran a un nivel subcutáneo más profundo.

En definitiva, se trata de un producto eficaz siempre y cuando se utilice de modo correcto, cosa que no todo el mundo hace. En primer lugar, porque la mayoría de la gente se aplica una cantidad muy inferior a la recomendada.

En segundo lugar, hay que prestar especial atención al etiquetado, sobre todo en lo relativo al factor de protección que nos proporciona (FPS). Como ya sabemos, este dato viene reflejado por un número.

Aquí es precisamente donde viene la confusión. Que este número sea mayor o menor no significa que la crema nos proteja en mayor o menor medida. Lo que quiere decir es durante cuánto tiempo estará protegida nuestra piel, a partir del momento de la aplicación.

Para verlo más claro, pondremos un ejemplo. Si la piel tardaría en quemarse 10 minutos en condiciones normales, una loción con factor 30 nos daría cobertura durante 300 minutos, es decir, el resultado de multiplicar 30×10.

Todo esto hay que tenerlo bien presente, y es que no es lo mismo tomar el sol a primera hora de la mañana que a las cuatro de la tarde.

En este último caso, lo lógico es que la piel corra el riesgo de quemarse mucho antes. Por consiguiente, habría que buscar un protector solar más potente para estar protegidos durante el mismo lapso de tiempo.

Volviendo a la pregunta del principio, es decir, si se puede mezclar base con protector solar, nos consta que también son muchas las personas que prescinden de este último artículo, pensando que con la protección que les brinda la propia base del maquillaje (o crema hidratante) es suficiente.

Esto es una verdad a medias, precisamente por lo que comentábamos antes sobre la dosis recomendada. Por lo general, solemos quedarnos cortos también al untarnos estos cosméticos.

¿Se puede mezclar base con protector solar? - Siéntete Guapa

Otros mitos sobre los protectores solares

  1. No es necesario utilizarlos en invierno. Pese a que el sol no es tan agresivo en esta época, la piel sigue siendo vulnerable y a la larga pasa factura. Es por ello que debiéramos aplicárnoslo todos los días del año.
  2. Con una vez al día ya es bastante. Otra equivocación, y no solo por lo expuesto anteriormente sobre el tiempo de cobertura. Hay que tener en cuenta otras circunstancias, como el sudor o los baños en la playa o piscina. Sobre la piel húmeda, la crema dura un promedio de 60 minutos, de ahí que debamos estar insistiendo.
  3. Pueden llegar a provocar cáncer. No podemos afirmar categóricamente que se trate de un mito, pues para confirmar o desmentir esta teoría hay que seguir estudiando el tema a fondo. Sin embargo, a día de hoy no hay pruebas que asocien el uso de estas cremas con la aparición de cáncer. Lo que sí queda claro es que es muchísimo más probable contraer cáncer de piel por no utilizarlas que por utilizarlas.
  4. Si tienen algo de protección es suficiente. Nada de eso. Dependerá de la sensibilidad de la piel de cada persona, así como de la radiación a la que se exponga cada uno. Lo mínimo recomendable es un factor 30. Ni que decir tiene, la piel de los niños es mucho más delicada y propensa a sufrir quemaduras, por lo que debemos extremar la precaución con ellos.
  5.  Si no se aplican antes de la exposición al sol, no nos protegen. Falso también, puesto que su efecto es prácticamente inmediato. Dicho de otro modo, empiezan a actuar desde el preciso instante en que nos los untamos.

Ahora que ya sabemos en qué consisten los protectores solares y su modo correcto de uso, ya solo nos queda echar mano de ellos y disfrutar del sol de forma sana.

Sara Santoyo

Sara Santoyo Salgado, fundadora de Siéntete Guapa

Soy licenciada en Periodismo por el CESAG (Centro de Enseñanza Superior Alberta Giménez) de Palma de Mallorca.

Mi experiencia como redactora en diferentes empresas y medios de comunicación me animó a formarme en SEO y a crear Siéntete Guapa, un portal fundado en el año 2015 que pone a disposición de los lectores una amplia variedad de consejos de belleza.

Anímate a navegar por el blog y recuerda que puedes dejarnos todas tus sugerencias y opiniones en la sección de “Comentarios” de cada post. ¡Muchas gracias por estar ahí!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.