Siéntete Guapa

Guía para acertar con tu talla de sujetador

Guía para acertar con tu talla de sujetador - Siéntete Guapa

La mayoría de mujeres no sabemos escoger nuestra talla de sujetador. De hecho, se calcula que el 80 % usan una talla de sujetador inadecuada.

Por norma general, los escogemos porque nos gusta su color o forma, pero la verdad es que tenemos que tener muchos más criterios en cuenta a la hora de escoger un sujetador.

Es probable que te ocurra lo mismo que nos ocurre a la mayoría, y es que a pesar de tener muchos sujetadores siempre terminamos usando los mismos: dos o tres que son aquellos que nos resultan cómodos.

Es común que aquel sujetador tan bonito ya no lo uses porque se te caen los tirantes, otro te aprieta la espalda, otro porque se te clava el aro…

Seguramente en su momento no supiste escoger la talla correcta. Por eso, aquí tienes una guía para descubrir tu talla de sujetador.

Para más complicación, las tallas suelen variar de una tienda a otra, por eso es probable que la talla que utilizas en una tienda no sea la misma que necesitas en otra.

Te recomendamos que anotes la talla que tienes en cada tienda para no tener que tomar tus medidas cada vez.

Anota tus medidas

Para escoger la talla perfecta de sujetador necesitas conocer dos medidas: el contorno del pecho y el contorno de tu torso.

No lo hagas con ropa puesta, hazlo con tu sujetador más cómodo o incluso sin nada para que los datos sean más fiables.

Para medir el contorno de tu pecho debes pasar una cinta métrica alrededor de tu espalda, pasando por el centro del pecho justo a la altura de los pezones.

Escribe el resultado que obtengas en un papel y redondéalo al siguiente número completo (por ejemplo, si tu medida ha sido 88, debes redondearlo a 90 centímetros).

Ahora, mide el contorno de tu torso, pasa la cinta métrica alrededor de tu espalda y justo por debajo del pecho (donde irían colocados los aros del sujetador si este tuviese). No aflojes la cinta, debe estar bien ajustada.

Dependiendo del número que obtengas podrás calcular la copa de tu sujetador, restando los centímetros de pecho a los centímetros de torso: cm de pecho – cm de torso = copa de sujetador.

Por ejemplo: 13 cm copa A, 15 cm copa B, 17 cm copa C, 19 cm copa D… Y así sucesivamente sumando de 2 en 2 centímetros.

Pero recuerda no centrarte en una sola talla, ya que las medidas y copas que necesitas variarán de una tienda a otra.

Por eso, es importante siempre probarse el sujetador y tener en cuenta otros factores. No debes escoger esta prenda solo porque te guste su apariencia, ya que realiza una función muy importante de soporte en tu pecho y de apoyo a tu espalda que si no escoges bien puede resultar una pesadilla todo el día.

Guía para acertar con tu talla de sujetador - Siéntete Guapa

Otros detalles importantes

Por último, si quieres acertar con tu talla de sujetador déjate aconsejar por las dependientas de la tienda, ellas te ayudarán a tomar tus medidas y sabrán indicar cual es el que mejor se adapte a tu cuerpo.

  • Para que la banda del sujetador no apriete tu espalda: cuando lo tengas puesto debes poder introducir dos dedos entre la banda y tu espalda. Si caben sin tener que hacer mucha presión es tu talla correcta. Además, la banda debe quedar a la misma altura siempre por la parte delantera y trasera, si se sube o se baja por detrás es que no es tu talla.
  • Cuidado con los tirantes finos si tienes el pecho grande ya que mientras más finos sean más se clavarán en tus hombros. Puedes utilizar sujetadores tipo deportivos o con tirantes reforzados y un poco más anchos, lo notarás.
  • Y para que la copa sea cómoda debes fijarte que recoja toda la parte externa del pecho, la más pegada a los brazos y no forme ningún tipo de arruga.

Ten en cuenta los consejos que hemos enumerado a través de este post si te has propuesto acertar con tu talla de sujetador.

Siéntete Guapa

Siéntete Guapa es un blog de belleza que reúne información sobre consejos, tratamientos, productos, bodas y mucho más.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.