Limpieza de cutis para una piel perfecta

1

Someterte a una limpieza de cutis te permitirá eliminar impurezas y llenar el rostro de juventud y luminosidad

La limpieza de cutis es un tratamiento de belleza que puede realizarse en casa o en un centro de estética. Al hacer uso de esta técnica tenemos la oportunidad de eliminar la suciedad que se ha acumulado en el rostro, de acabar con las impurezas y de limpiar la piel en profundidad para mantenerla joven, luminosa y muy bonita.

Tanto si vas a poner en práctica una limpieza de cutis en tu propio hogar como si vas a acudir a un centro de belleza, en ¡Siéntete Guapa! te invitamos a descubrir cuáles son los pasos a seguir para realizarla a la perfección.

Cómo hacer una limpieza de cutis paso a paso

Descubre cuáles son los pasos que deberás seguir cuando decidas cuidar la piel del rostro con una completa limpieza de cutis.

Paso 1: agua y jabón

El primer paso a seguir a la hora de hacer una limpieza de cutis es eliminar la suciedad más superficial lavando la cara con agua y jabón o con una leche limpiadora.

Paso 2: vapor

Una vez que la piel está limpia, se procede a abrir los poros para que los productos de belleza que se utilicen a continuación penetren lo mejor posible en el cutis. En algunos centros de estética sustituyen el vapor por productos destinados a reblandecer los granos y espinillas y facilitar su extracción.

Para ello, se realizan vapores tras hervir agua a la que se le puede añadir aceites esenciales como, por ejemplo, el de lavanda, ideal para relajar el cuerpo. Si quieres aprovechar los beneficios de esta planta de hermosas flores lilas, toma nota de los pasos a seguir para preparar un baño de vapor casero de lavanda.

Paso 3: exfoliación

Llega el momento de la exfoliación. Con los poros abiertos los productos exfoliantes serán mucho más efectivos y te ayudarán a arrastrar las células muertas, los granitos y los puntos negros con facilidad. Aplícalos realizando un suave masaje circular y evitando cubrir el contorno de los ojos y de los labios.

Paso 4: extracción

El siguiente paso a la hora de realizar una limpieza de cutis será la extracción de los granos y puntos negros. Recuerda llevar a cabo esta acción con las manos limpias y utilizando un pañuelo de papel al apretar los granitos para extraerlos sin infectar la zona.

Limpieza de cutis para una piel perfecta - ¡Siéntete Guapa!

Paso 5: mascarilla

Con la piel perfectamente limpia y libre de impurezas podrás aplicar una mascarilla sobre el rostro acorde a tus necesidades.

Existen productos de belleza de este tipo hidratantes, anti-arrugas, anti-manchas o diseñados para tratar las pieles grasas o carentes de luminosidad. Si no sabes cuál elegir echa un vistazo al post en el que te damos nuestra opinión sobre la crema hidratante DayWear de Estée Lauder.

Paso 6: tónico

Después de retirar la mascarilla deberás cerrar los poros del rostro con un tónico. Un producto astringente que podrás elaborar usando ingredientes naturales como el té verde o adquirir en cualquier perfumería o tienda de cosmética.

Paso 7: hidratación

El paso final de la limpieza de cutis es la hidratación. Para llevarlo a cabo, extiende una crema hidratante sobre el cutis con mucha suavidad y durante unos minutos para que penetre bien en la piel, ya sea seca, mixta, normal o grasa.

Los beneficios de la limpieza de cutis

La limpieza de cutis tiene muchas ventajas y beneficios para la piel y resulta fundamental llevarla a cabo varias veces al año, ya que se ocupa de:

  • Eliminar granos, espinillas y puntos negros, en especial aquellos que se acumulan en la frente, las aletas de la nariz y la barbilla.
  • Dejar la piel tan suave como la seda debido a la exfoliación.
  • Acabar con las células muertas que se han ido acumulando sobre la superficie de la piel.
  • Aportar luminosidad a la tez y ayudar a hombres y mujeres a presumir de un cutis radiante.
  • Proporcionar frescura.
  • Retrasar el envejecimiento de la piel y la aparición de líneas de expresión.

¿Con qué frecuencia debe realizarse la limpieza facial?

Aunque la frecuencia depende de cada tipo de piel, lo más habitual es realizar una limpieza de cutis una vez al mes, aunque son muchas las personas que recurren a ella dos veces al año: una antes del verano y otra después.

Si quieres tener una piel preciosa recuerda que existen muchos más productos de belleza que te irán de fábula, como es el caso, por ejemplo, del maravilloso guante de crin.

¡Valora este post!



Sobre el autor

1 comentario

  1. Pingback: Someterte a una limpieza de cutis te permitirá eliminar impurezas y llenar el rostro de luminosidad

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.