Blancorexia, la obsesión por los dientes blancos

0

La blancorexia se puede definir como una patología que provoca una obsesión por tener unos dientes excesivamente blancos

¿A quién no le gusta estar guapa y tener unos dientes blancos y brillantes? Desde luego, somos pocas las mujeres que no buscamos tratamientos y productos de belleza que realcen nuestra boca.

El problema surge cuando esa búsqueda se convierte en una obsesión y aparece la llamada blancorexia, una patología que se puede definir como una obsesión por tener unos dientes tan blancos como los que vemos en la televisión y en las portadas (casi siempre retocadas con programas informáticos) de multitud de revistas de moda.

Esta obsesión provoca que las personas que la padecen se sometan a blanqueamientos dentales con excesiva frecuencia y recurran a tratamientos blanqueadores de farmacias y supermercados para disfrutar de una sonrisa más hermosa, muchos de los cuales pueden provocar sensibilidad dental, lesiones, grietas e, incluso, una alteración de los sabores en la lengua.

¿Cada cuanto tiempo se debe realizar un blanqueamiento dental?

Cada vez son más las personas que acuden a una clínica dental para someterse a un blanqueamiento. Sin embargo, los expertos en la materia recomiendan no abusar de estas técnicas y no hacer uso de ellas más de una vez cada cinco o seis años.

¿Cuáles son las consecuencias de la blancorexia?

La blancorexia es una patología que provoca que las personas que se obsesionan por tener una dentadura blanca y perfecta hagan todo lo posible por conseguir este propósito.

Para ello, intentan someterse a blanqueamientos dentales con excesiva frecuencia, acuden a supermercados, farmacias y tiendas on-line para comprar productos blanqueadores que pueden resultar muy dañinos para la salud bucal y recurren al uso de carillas para mejorar el aspecto de su dentadura sin que ello sea necesario.

Todos estos factores pueden traer consigo un deterioro más que considerable de la dentadura, así como una fuerte sensibilidad en la zona y la muerte del diente en los casos más extremos.

¿Qué podemos hacer para tener unos dientes blancos?

Preocuparnos por tener unos dientes bonitos no es nada malo. No obstante, esto no significa que conseguir una dentadura blanca como la nieve deba convertirse en una obsesión.

Para embellecer tu sonrisa, acude siempre a una clínica dental para que un experto te aconseje y te diga cuáles son los mejores tratamientos para ti y sigue estos consejos:

  • No fumes. El tabaco oscurece los dientes y provoca la aparición de manchas.
  • No abuses del café. El café, así como el té, la remolacha y otros ingredientes, pueden traer consigo un oscurecimiento de los dientes. ¡No abuses de ellos!
  • Mantén tu boca limpia. Cepíllate los dientes tres veces al día después de cada comida con un dentífrico blanqueador y un enjuague bucal que acabe con la placa bacteriana mientras cuida el color y la salud de tus dientes.
  • Utiliza los remedios caseros para unos dientes blancos. ¿Sabías que frotar una fresa sobre los dientes puede ayudar a blanquearlos? Y todo ello de un modo natural que no estropea el esmalte.

Si quieres tener unos dientes perfectos también puedes visitar el post donde te hablamos acerca de los implantes dentales.

Blancorexia, la obsesión por los dientes blancos
¡Valora este post!


loading...

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.