Trucos de belleza, consejos, opiniones de productos de belleza y mucho más

Los beneficios de los hilos tensores

1

Entre los principales beneficios de los hilos tensores destaca su capacidad para combatir las arrugas y la flacidez

Los diversos beneficios de los hilos tensores han llevado a multitud de personas a probar este tratamiento de medicina estética, también conocido como lifting sin cirugía.

Una técnica de rejuvenecimiento facial que nos da la oportunidad de reducir los signos de la edad y de poner fin a la flacidez y a las líneas de expresión.

Y todo ello sin pasar por el quirófano y sin necesidad de sufrir ningún tipo de dolor.

Pero estos no son los únicos beneficios de los hilos tensores. ¿Quieres conocer más ventajas de este tratamiento de belleza? ¡Sigue leyendo y las descubrirás!

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Antes de decirte cuáles son los beneficios de los hilos tensores, vamos a explicarte, brevemente, cómo se realiza el tratamiento.

Para llevarlo a cabo, el especialista introduce los hilos tensores en las zonas a tratar con la ayuda de una fina aguja que facilita su colocación bajo la piel.

También es importante destacar que los hilos están compuestos por un material reabsorbible llamado polidioxanona que no provoca reacciones alérgicas.

Puedes conocer mejor esta técnica estética a través del siguiente vídeo:

Los beneficios de los hilos tensores

Ahora que ya conoces el tratamiento con hilos tensores un poco mejor, vamos a decirte cuáles son sus beneficios.

Recuerda, no obstante, que sus efectos no son para siempre y que tienen una duración de unos seis meses, aunque pueden prolongarse hasta un año y medio:

Los beneficios de los hilos tensores

  • Combaten la flacidez, tensan los músculos y dejan la piel suave y tersa.
  • Es un tratamiento rápido, ya que una sesión no suele durar más de media hora.
  • No necesitan hospitalización.
  • Atenúan las arrugas y líneas de expresión, lo que se traduce en un rostro más joven.
  • No recurren a la anestesia general, ya que el tratamiento se realiza con anestesia local.
  • No provocan dolor, aunque a vece sí pueden traer consigo una ligera molestia.
  • Estimulan la producción natural de colágeno, una sustancia que mantiene la piel tersa y elástica.
  • Actúan de manera inmediata, por lo que el paciente puede ver los resultados enseguida. No obstante, es necesario esperar unos cuantos días para comprobar el resultado definitivo, ya que las zonas tratadas pueden inflamarse un poco después de la intervención.
  • No producen alergias.
  • Están indicados para las personas de a partir de 35 años de edad que desean prevenir o combatir la flacidez y atenuar las arrugas.
  • Pueden aplicarse en el rostro, los pómulos, la frente, el contorno de los ojos, el óvalo facial, las cejas, el cuello, el área del labio superior e, incluso, en el cuerpo.

Si quieres conocer mejor el tratamiento con hilos tensores no te pierdas nuestro post titulado Lifting sin cirugía con hilos tensores.


loading...

1 comentario

Deja un comentario