Trucos de belleza, consejos, opiniones de productos de belleza y mucho más

Cómo usar el rizador de pestañas para tener unos ojos preciosos

0

El rizador de pestañas hace que nuestros ojos parezcan más grandes y que se vean más sexys y llamativos

Cuando una mujer tiene un rizador de pestañas entre las manos por primera vez, son muchas las preguntas que pasan por su mente: ¿cómo se usa correctamente?, ¿no me hará daño?, ¿no estropeará mis pestañas?…

Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que los rizadores de pestañas se asemejan más a un utensilio de cocina que a un objeto de belleza.

Para tranquilizarte, te diremos que este pequeño aparatito no daña las pestañas y que no provoca ningún tipo de dolor si se usa adecuadamente siguiendo cinco sencillos pasos.

Cómo usar el rizador de pestañas para tener unos ojos preciososPaso 1: ojos limpios

Para emplear el rizador de pestañas del modo correcto, lo primero que tendrás que hacer será limpiar tus ojos para eliminar todos los restos de maquillaje.

Si deseas hacerlo utilizando ingredientes naturales, los desmaquillantes de ojos con tomillo te irán estupendamente.

Paso 2: revisa el estado de tu rizador

Los rizadores de pestañas suelen disponer de unas finas almohadillas destinadas a evitar que los pelitos se rompan. Antes de usarlos, deberás revisar si esas esponjitas están en buen estado.

De no ser así, lo mejor será que sustituyas el aparato por otro o que cambies las almohaditas antes de usarlo para no dañar tus pestañas.

En este vídeo descubrirás las claves para mantener tu rizador en perfecto estado:

Paso 3: ¡a rizar!

Ahora que tus ojos están libres de pintura, cremas y maquillaje, ¡ya puedes rizar tus pestañas! Para ello, abre los ojos, mira hacia abajo, sitúa las pestañas en medio del rizador y coloca el instrumento lo más cerca posible del párpado sin tocarlo para no hacerte daño.

Cuando veas que tanto el rizador como las pestañas están perfectamente colocados, ya podrás cerrar el aparatito.

Si divides las pestañas en dos secciones y empiezas rizando los pelitos que se encuentran junto al lagrimal para acabar en los que se hayan en la zona externa del ojo, el resultado será mucho más profesional.

Paso 4: aguanta unos segundos

Para que tus pestañas se ricen al máximo, mantén el aparato cerrado durante unos 5 o 10 segundos. Cuando lo abras, verás que tus pestañas están mucho más bonitas y curvadas.

Puedes repetir este proceso todas las veces que quieras hasta alcanzar el resultado deseado.

Paso 5: un poco de rímel

¿Quieres presumir de una mirada de infarto? En ese caso, termina de embellecer tus pestañas aplicando una buena capa de rímel negro. ¡Tendrás unos ojos espectaculares!

Ecobelleza
¡Compártelo!
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest12

Deja un comentario